+34 926 321 111

C/ Princesa nº 39 - 13300 Valdepeñas (C.Real)

Llegamos a Valdepeñas donde se recoge el famoso vino de la Mancha, que es en España lo que el Borgoña en Francia.

Capitán Mary

Yo pongo en lo más alto al vino, especialmente al tinto. Siento un gran cariño por el Valdepeñas español, que se bebe frío, en bota de piel de cabra...

Luis Buñuel

Viva el vino de Valdepeñas, abajo el cocktail.

Pedro Chicote

Derrama un abundante caño de Valdepeñas sobre el capón y el mostrador. Corre el vino, aumentase la alegría.

Mariano José de Larra

Qué vamos a hacer con pueblos que no saben lo que es una verónica y no beben Valdepeñas

Miguel de Unamuno

Nuestro Blog

NOTICIAS

Cata de Vino y Helados.

05/09/2020

El pasado jueves se realizó una Cata de Vino y Helados en la Nave de Tinajas del Museo del Vino de Valdepeñas...

Historia

EL MUSEO

El Museo del Vino alzado sobre la antigua bodega de Leocadio Morales, fechada en 1901. Fue una de las que mas intensamente vivió el auge comercializador y exportador de los vinos de Valdepeñas a comienzos del siglo pasado.

Este museo permite al visitante conocer la evolución de las prácticas culturales de la vid y la elaboración de los caldos a través de su edificio monográfico, de una forma didactica e interactiva.

En su interior acoge toda la historia y tradición de la Denominación de Origen Valdepeñas centrando todo sus esfuerzos en reflejar ese trasiego hacia la calidad, iniciado en la decada de los años setenta, que ha desembocado en “la nueva generación de los vinos de Valdepeñas “. Esto queda patente en la propia estructura del edificio, de estilo funcionalista, que como un gran monolito en su fachada, irrumpe encastrado en la tipica bodega valdepeñera.

Del mismo modo se perpetua de una manera entrañable el conjunto de estructuras de la antigua bodega, conservándola en todo su esplendor. Podemos contemplar su majestuoso patio, presidido por el típico pozo manchego con brocal realizado en piedra de una sola pieza, los aperos de labranza ubicados en el porche lateral, la estructura de tejado a dos aguas con teja de tradición árabe, el muelle de descarga, la bascula, el jaraíz – donde pueden contemplarse las prensas y los atrojes originales – el chilanco, la bodega de tinajas y su cueva, en la que no podía faltar la célebre tinajilla del bodeguero.

Además, en el interior de la Nave de Tinajas, se exhiben todas las maquinas y utensilios que han intervenido a lo largo del tiempo en la elaboración del vino, acompañados por la exposición permanente de fotografías realizada por Harry Gordon durante la vendimia de 1959 en Valdepeñas.

Otro apartado se dedica al laboratorio y a la exhibición de la cubería donde se fabricaban y arreglaban toneles y cubas de diferentes tamaños.

Fachada del museo Detalle del interior del museo Interior de la bodega de tinajas

Permanentes

EXPOSICIONES

Fotografía de la exposición permanente 'La vendimia según Harry Gordon'

La vendimia según Harry Gordon

Harry Gordon nació en los Estados Unidos y se graduó en el Museum College of Art de Filadelfia. Tuvo una amplia y dilatada carrera profesional en Nueva York y en Londres. Sus trabajos fueron ampliamente publicados en todo el mundo y aparecen en las grandes revistas de diseño. Llegó a España en 1954, vivió en Barcelona, donde fue fotógrafo y trabajó en la Industria Cinematográfica.

Contemplar las fotografías de la exposición del Museo del Vino " Vendimia 1959: Valdepeñas" es remontarse a un pasado de siglos y retroceder a un tiempo en el que la vendimia era alegría y un periodo en el que nuestros paisanos dejaban a un lado las penurias heredadas de la guerra.

Con estas fotografías Gordon hizo de notario de tradiciones, retratando abarcas, animales, utensilios, bodegas y vestimentas de personas.

Fotografía de la exposición permanente 'Maquinaria vitivinícola'

Maquinaria vitivinícola

En los porches del patio, y dentro de la Nave de Tinajas, el visitante podrá contemplar excepcionales máquinas de tiempos pasados, relacionadas con la elaboración del vino. Pisadoras-estrujadoras de madera, prensas manuales, bombas manuales para el trasiego, filtros de cobre etc, componen una excelente visión del laborioso trabajo de los bodegueros en torno a la elaboración de los caldos valdepeñeros.

Fotografía de la exposición permanente 'Aperos de labranza'

Aperos de labranza

Siguiendo con los porches del patio, podremos contemplar una excelente colección de arreos, aperos y carruajes de distinta tipología utilizados en las labores propias del campo y en las tareas de acarreo y transporte de los productos agrícolas durante la pasada centuria.

VISITA SALAS DIDÁCTICAS

Sala 1. Historia

Sala 2. Medio físico

Sala 3. Comercialización

Sala 4. Cultura

Sala 5. Laboratorio

Sala 6. Enoteca

Se deja constancia que ya en el yacimiento ibérico del “Cerro de las Cabezas “, cuyo asentamiento tuvo lugar entre los siglos VII y III A.C., se hallaron pepitas de uva en el interior de las vasijas (orcaes). De igual manera se tiene información de que siglos mas tarde ni la prohibición del consumo de alcohol expresada en el Corán, fue óbice para que dejaran de cultivarse viñas. También se constata la introducción de la variedad de uva tinta tempranillo desde Borgoña en el siglo XII con la llegada entre otros del monje cisterciense Raimundo de Fitero.

La fundación de la ciudad a cargo de doña Berenguela en el siglo XIII, el periodo de auge de la villa y corte en la época de los Austrias, ejemplificada en el hecho de que gracias a las alcabalas o impuestos para consumir estos vinos, se sufrago parte de la construcción de la Puerta de Alcalá y de la Puerta de Toledo en Madrid, o el boom comercializador iniciado en la segunda mitad del siglo XIX con la llegada del ferrocarril y el denominado "Tren del Vino" son otro de los pasajes históricos que se esbozan al igual que la construcción de la estación de viticultura y enología de cara a atacar el brote de filoxera, o la creación del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Valdepeñas.

En esta sala se da información de la numerosa presencia de tascas y tabernas de la villa y corte en las que se bebía vino de Valdepeñas. También se ofrecen fotografías antiguas del siglo pasado de la ciudad como la llegada del ferrocarril y de las construcciones modernistas que surgieron a finales del siglo XIX y a principios del siglo XX en una de las épocas de mayor esplendor económico, hasta la actualidad.

Siendo conscientes de que el clima, el suelo, las variedades y las técnicas de cultivo y elaboración son algunos de los aspectos determinantes de la singularidad de todas y de cada uno de nuestras denominaciones de origen existentes, en la sala 2 se exhiben plantas de las variedades acogidas al consejo regulador con una amplia explicación de sus características.

A continuación se ofrece información sobre el calendario de actividades que desarrollan tanto el viticultor como el bodeguero, así como un mapa que refleja los diferentes estados a los que se somete la vid en su ciclo vegetativo: mostrando incluso suelo de las tres zonas de cultivo mas representativo y su evolución a lo largo de las etapas geológicas.

Esta información se completa con un panel de tramos polarizados en el que se guía a los visitantes en el proceso de elaboración de los vinos blancos y tintos.

Como cierre de este edificio destinado a exposición monográfica, en la sala 3 se facilitan datos sobre el tiempo de envejecimiento en barrica de roble que han de permanecer los crianzas, reservas y grandes reservas y el calendario de añadas y la correspondiente calificación del consejo regulador de la Denominación de Origen Valdepeñas, así como un mapa de la evolución histórica de la exportación de los “Valdepeñas “ desde el siglo XVI hasta la actualidad.

En esta sala podemos encontrarnos con unos paneles dedicados a los poetas, escritores, dramaturgos, pintores y artistas valdepeñeros que han destacado en algún campo de la cultura. De esta manera se quiere rendir un pequeño pero merecido homenaje a valdepeñeros como Bernardo de Balbuena, Juan Alcaide, Cecilio Muñoz Fillol, Francisco Nieva, Sagrario Torres, Francisco Creis Córdoba, Gregorio Prieto y Oscar Benedí.

Destacar las "Fiestas de la Vendimia y del Vino" antes denominadas "Fiestas de la Poesía y de la Vendimia" - nombre con el que se iniciaron en 1953 – reconocidas de Interés Turístico. Están dedicadas a la Virgen de Consolación, patrona de la ciudad y coinciden con la primera semana de septiembre.

Se deja también constancia de la existencia de grupos y movimientos culturales vinculados muy directamente con la cultura del vino como la Asociación de los Jóvenes Amigos de Valdepeñas, el grupo literario El Trascacho, la Cofradía de los Mayorales del Vino de Valdepeñas y el grupo literario A-7 entre otros.

Como cierre de esta sala pero enlazando ya con la siguiente encontramos unas referencias sobre la relación existente entre el vino, la gastronomía y la salud, ya que desde hace siglos el vino se ha utilizado como producto curativo. Es un tónico excelente que estimulas las funciones digestivas y constituye un magnifico alimento. Tiene efectos diuréticos, es un buen vasodilatador y un perfecto complemento nutritivo.

Aquí nos encontramos con la magnifica recreación de un laboratorio enológico de los años 50 basado en fotografías de la época y que no hubiera sido posible sin la colaboración material y personal de diferentes personas e instituciones como la estación de viticultura y enología de Valdepeñas (IVICAM), el IES “Bernardo Balbuena“, el CRDO “Valdepeñas“, las antiguas Bodegas Bilbaínas, Evelio Quintana, Baltasar Gallego, Jesús Lucendo y un largo etc.

En contrapartida y a modo de pasillo de comunicación con la última sala podemos leer en unos paneles textos de ilustres viajeros en valdepeñas como por ejemplo:

“Valdepeñas, pueblo considerable por su vino tinto, que es el mejor y el mas sano que puede beberse en España. Es muy estimado en Madrid y es que se sirve en la mesa del Rey”
Nuevo viaje por España en 1977
Juan F. Peyron

“Pero el vino mejor de España y del mundo según dictamen generales el que se hace en el famoso viñedo de valdepeñas”
Viaje de España de 1792
Antonio Pons

“En Valdepeñas nos olvidamos de nuestras prisas a causa de un delicado vino, que suelen servir sacándolo directamente de unas tinajas de barro conservadas en bodegas subterráneas”
Madrid-1807
José Blanco White

“Pusimos todo nuestro cuidado, al partir, en tener bien abastecidas las alforjas de nuestro escudero con provisiones abundantes y llenar la bota con exquisito vino de valdepeñas”
Cuentos de la Alhambra-1829
Washington Irving

El genial Cervantes con su fina sorna, comenta en el Quijote sobre el vino Valdepeñas “tanto alababa el vino, que lo ponía por las nubes, aunque no se atrevía a dejarlo mucho en ellas para que no se aguase.“

En la última sala podemos contemplar una enoteca, es decir una exposición de todos los vinos de las bodegas de la D.O. Valdepeñas. Cada una de ellas tiene una vitrina a su disposición para exponer sus vinos y marcas comercializadas.

Aquí también se puede comparar los distintos tipos de etiquetas utilizados por las bodegas en cuanto a estética y diseño pero siempre cumpliendo la normativa vigente sobre los contenidos informativos exigidos.

El montaje de estas ultimas tres salas se adecua perfectamente a la estructura de la antigua bodega pues se encuentran ubicadas en uno de los edificios originales de la bodega de Leocadio Morales.

VALDEPEÑAS

Los comienzos de la primitiva población de Valdepeñas son bastante confusos aunque la gran riqueza arqueológica y de vestigios encontrados en su termino municipal nos permita vislumbrar un rico asentamiento de poblaciones desde época prehistórica. Pero es a partir del primer milenio antes de Cristo cuando se empieza a generalizar el poblamiento de lo que hoy conocemos como Valdepeñas. Es en esta época cuando comienza el poblamiento en el Cerro de las Cabezas, yacimiento ibérico de los siglos VII al III a.C.,y que hemos de considerar como el origen de los futuros asentamientos que darán lugar en época romana a la actual ubicación de Valdepeñas.

Es con Roma cuando los abundantes vestigios encontrados en el casco urbano de la ciudad nos permiten vislumbrar ya un asentamiento estable. Destaca de entre todos ellos, el hallazgo en la zona de la ermita de San Nicasio de una lápida funeraria romana.

La etapa medieval es la época histórica de la que posemos menos datos fidedignos, aunque según algunos autores como Don Eusebio Vasco y Cecilio Muñoz Fillol, es cuando fruto de la unión de una serie de aldeas vecinas surge la actual ciudad de Valdepeñas. Discrepa de esta idea Don Vicente Ambroz que considera que Valdepeñas fue fundada por Doña Urraca, aunque esta tesis tiene poco fundamento histórico.

A partir del siglo XV Valdepeñas experimenta un aumento considerable de población, llegando a superar a poblaciones como Almagro y citándose por primera vez la encomienda de Valdepeñas en tiempos del 25 Maestre de la Orden de Calatrava.

Felipe II vende al Marqués de Santa Cruz nuestra villa, para lo cual el monarca promulga una Real Cedula el 21 de mayo de 1582, por la cual la villa deja de pertenecer a la Orden de Calatrava y es vendida a Don Álvaro de Bazán en 104.985 reales y 8 maravedíes.

Durante los siglos XVI y XVII valdepeñeros ilustres se lanzan a la aventura del nuevo continente, nos referimos al conocido poeta épico Bernardo de Balbuena o al linaje de los Merlo, que participaron activamente en la conquista del nuevo mundo.

Pero el hecho histórico mas destacado de nuestra ciudad, prologo de la Batalla de Bailén y síntesis de la mentalidad romántica de su época se produce el 6 de junio de 1808. Fue ese día cuando la población de Valdepeñas opuso una fuerte resistencia a las tropas napoleónicas comandadas por el general Ligier Belair. Sus habitantes con los mas rudimentarios útiles de defensa impidieron la llegada de las tropas francesas a Bailen y con ello favorecieron el triunfo del general Castaños. Destaca en este hecho histórico los famosos guerrilleros Juana “La Galana” y Francisco Abad Moreno “Chaleco”.

Esta hazaña le valió a valdepeñas el titulo de Muy Heroica Ciudad el 29 de enero de 1885 como reza en su escudo. De esta forma Valdepeñas se convierte no solo en ciudad de hecho sino de derecho, y es ahora a finales del siglo XIX y principios del XX una de las épocas de mayor esplendor económico.

Fruto de este auge económico serán las numerosas construcciones de tipo modernista que se levantan en la calle Seis de Junio o en el Paseo de la Estación. Es cuando se habla de que Valdepeñas es la ciudad más rica y poblada de la provincia. En los primeros decenios del siglo XX, Valdepeñas va a ver levantarse la infraestructura necesaria de una ciudad como la instalación de luz eléctrica, el cuerpo de bomberos y los primeros hospitales.

Con todo ello Valdepeñas se va acoplando al giro de los tiempos, y su historia es la misma que la de sus hombres que con el trabajo y la fortaleza de su tierra, intenta y consigue crear una ciudad moderna y atrayente para quien nos visite.

Muralla ciclópea s. IV a.C. Escultura de La Galana Iglesia Ntra. Señora de la Asunción Molino Gregorio Prieto

© Gestión y Servicios Resources, SL.